Pucherazo globalsocialista en EEUU: Trump 0 – Biden 1

No tenemos  ninguna simpatía por EE.UU como nación.

De hecho, el Reino Unido y EE.UU (elongación del anterior) han sido y son enemigos históricos de España, con manifesto protagonismo cabalístico-masónico que acabó con nuestro Imperio con la infiltración masona (entre otras fuerzas oscuras) de por medio.

Nunca hemos entendido el aberrante y tercermundista sistema electoral de EEUU, pero sí hemos desprendido que es anticuado, rancio, tercermundista, incomprensible, tramposo e irrisorio.

Que Trump esté perdiendo el partido frente a Biden (más bien  frente a la pervesa globalista Kamala Harris, en tanto que el abuelo chochea) es algo que repercute negativamente a todo Occidente, en tanto supone que éste se postrará ante la agenda globalsocialista del Foro Económico Mundial (Foro de Davos, otra institución del Nuevo Orden Mundial (NOM) en pos de la «Nueva Gobernanza») y del Gran reseteo 2021. O sea, el sitio de China, de Soros, de Gates, del eterno príncipe Carlos, etc y demás lacayos genocidas de la Humanidad.

Pero una cosa es perder y otra tener que aguantar las trampas del contrario.

En las elecciones de EEUU 2020, hay mucho de Expediente X que da para Cuarto Milenio: votantes, pero fallecidos en el siglo XIX; apariciones de camiones fantasma con miles y miles de votos a favor de Biden y ninguno para Trump; hojas de cálculo que demuestran que número de votos es superior al del censo de votantes, etc. 

 

El rosario de trampas por los «Demócratas» (y que irónico si nunca lo han sido) de Biden  constituye un pucherazo frente a los «Republicanos» ( y quienes tampoco lo han sido, porque la democracia es una quimera para estúpidos que al final acaba en dictadura y en este caso globalsocialista) da como resultado un pucherazo en las elecciones  de EEUU 2020 como era de prever. No hay progre que no tenga un mal pensamiento ni una mala intención porque siempre trabajan para el mal. No lo duden, siempre. De hecho están a sueldo del mismo, por éso holgazanean y hacen de la protesta y de la molicie su filosofía de vida en tanto son seres frustrados y parásitos.

 

Y ahora, para colmo, en enero 2021, esa gran aquelarre que llaman El gran reseteo 2020, del genocida de Foro de Davos con vistas al 2030. Qué casualidad, como la Agenda 2030 de la genocida ONU. Su objetivo es el globalsocialismo: no tendrás nada pero serás feliz y entre otras «bondades». Una auténtica mierda, vaya, pero como en la orwelliana novela de 1984, gobernando en pos de ese 1, 2 o 3% (a lo sumo) y al resto, que nos den.

Si Trump no le echa cojones y se impone (estando justificado por el juego sucio «demócrata», aunque los republicanos no es que sean mejor) , Occidente será presa de los depredadores del globalsocialismo.

Trump tiene que romper el sistema y sus reglas de juego porque están decadentes, son engañosas y hay que superarlas. Además, no hay que contemporizar con los tramposos progres forrados (como todo éstos, pero sin trabajar), a costa de su parasitismo, en tanto son un caballo de Troya para el Nuevo Orden Mundial. Caso contrario Occidente habrá perdido por la debilidad de aquéllos que pudiendo hacer algo, no hicieron nada.