Sánchez combate el sobrepeso de los españoles trayendo el hambre a España

 

Ya viven en una dictadura. La del globalsocialismo, sostenida por la Stasi de turno. La mandan Sánchez e Iglesias como capos de un régimen que es toda una degeneración del franquismo y  nos pone a huevo la rebelión pacífica. Ya hay HAMBRE. Ya no hay excusa. Sánchez e Iglesias son el VIRUS. Son un FAKE de principio a fin. Debajo no tienen nada, salvo servidumbre al globalsocialismo, miedo y codicia. Eso sí, para controlar que no se manifiesten, aplican arresto domiciliario a los españoles. Y para controlar que no se expresen, además del consabido sicariato podemita del CNI, Sánchez crea el sicariato sociata del Ministerio del Bulo, siendo sus «popes» Iván Redondo y M. A Oliver. Es irónico, pues para trolas, las de Sánchez, que miente más que habla. Tienen menos verguenza que un gato en una matanza, Y ahora, además, el sicariato de la agencia tributaria prepara medidas para que el  funcionario de turno pueda hacerles una visita en casa y puedan invitarle a café mientras les pone el culo como un bebedero de patos, fiscalmente hablando, claro está. Esto es lo que se llama en el mundo de las putas y putos UN COMPLETO. Verdaderamente surrealista y lo peor, siniestro.

 

1.- SITUACION ACTUAL DE ESPAÑA: COLAPSO ESPOLEADO POR EL SICARIATO GLOBALISTA

El sistema y el régimen, como degeneración franquista resultante de la Constitución del 78 (C-78) con el nexo del Rey emérito, imprime una aceleración con el coronacuento, que nos brinda la oportunidad de una rebelión pacífica (tan pacífica como Sánchez quiera), en tanto el régimen y el sistema sobre el que se ampara (C-78) es y está débil.

El origen de esta tiranía del Régimen del 78 (R-78) hay que buscarlo en una insoportable engañifa que llaman sistema «democrático» a raiz de la prostituida C-78 (engaño masón al pueblo español) y que se está diluyendo para desaparecer. A mayor abundamiento, así lo dice también, Pedro Baños.

Sánchez, a su condición de presidente ilegítimo e ilegal, une ahora su condición de golpista mediante la «LEY HABILITANTE», al modo chavista y absolutamente inconstitucional,  durante 6 meses, para hacer y deshacer a su antojo. Lo mismo le da 6 meses que 600 años, porque espera, bisoñamente, seguir estando. Eso sí, las instituciones están cerradas e inoperantes, salvo para las instrucciones del ejecutivo, pero todos los parásitos de la casta política siguen cobrando mientras las colas del hambre en España están generalizadas y ésto no ha hecho más que empezar.

Sánchez ha provocado un colapso que nos aboca a un proceso revolucionario pretendiendo confrontar fuerzas enemigas y con fortaleza desigual: por un lado, el régimen y todos sus paniaguados cómplices, vendidos al globalismo y que cuantificamos en media España, y que podemos llamar SICARIATO GLOBALISTA; y por otro lado, los arruinados, empobrecidos y hambrientos españoles, entregados, como es natural, al soberanismo, como mecanismo de autodefensa y que cuantificamos en la otra media España y que podemos llamar RESISTENCIA SOBERANISTA.

El SICARIATO GLOBALISTA y la RESISTENCIA SOBERANISTA por tanto, son fuerzas antagónicas (centrífuga la primera y centrípeta la segunda).

Mientras el SICARIATO GLOBALISTA está amparado por el régimen (cuadros dirigentes -aunque de ínfima calidad-, presupuesto infinito, medios de comunicación y hordas de antisistema y potenciales «macheteros» a sueldo, en modo Live Black Matter, y todo ello con las bendiciones del Nuevo Orden Mundial), la RESISTENCIA SOBERANISTA carece de líder, organización, programa, plan estratégico y tácticas.

Mientras el SICARIATO GLOBALISTA es responsable de los  recientes disturbios callejeros la RESISTENCIA SOBERANISTA, aún no se ha estrenado.

 

El SICARIATO GLOBALISTA en acción. En esta ocasión, en el Decatlon de Barcelona. Tal sicariato es heterogéneo, pero desde luego, en él no está la gente amante de su nación, de  la ley, del orden, del trabajo, de la prosperidad y de la paz. En ese sicariato están los indecentes, los depredaderos y parásitos oportunistas. Verán incluso que hasta los MENA’s (a sueldo del régimen porque perciben «paguita») como Hussain (presuntamente) aprovechan a rapiñar como alimañas parásitas, haciéndose con una bici que después pretende vender en Wallapop. Como verán todo ésto bien podría ser un sketch de La hora de José Mota.

 

El SICARIATO GLOBALISTA , como sus amos, sólo son capaces de destruir a costa nuestra, eso sí, como  paganinis que somos. ¿Cuánto tiempo habrá que esperar para una rebelión pacífica frente a toda esta chusma?. A saber…

De hecho, la manifestaciones en Barcelona, Bilbao y Burgos del pasado mes de octubre al menos tienen un tufo de SICARIATO GLOBALISTA que no deja duda. Y en el resto, Santander, Logroño o León (esta última del actual mes de noviembre), ni la policía se atreve a determinar quienes son los organizadores (lo saben pero no quieren añadir más leña al fuego apuntando a los mamporreros del régimen, los círculos antifas a modo de círculos bolivarianos).

De lo que sí pueden estar seguros es que el SICARIATO GLOBALISTA está por la liquidación de nuestra Patria, con la complicidad del propio sistema para forzar medidas más severas, en pos de su objetivo.

2.- TACTICAS PARA LA SUPERACION DEL SISTEMA

En una próxima entrada les anunciaremos un programa para la RESISTENCIA SOBERANISTA y como punto de partida, pero ahora sugerimos tácticas concretas que bien pueden llevar a efecto colectivos con ascendiente mediático, social, empresarial y económico para tumbar al régimen (y superar el sistema) pacíficamente:

1ª.- Para la quiebra del sistema financiero:

Basta con pretender retirar los depósitos bancarios. Los bancos no podrán reintegrarlos. El régimen decretará un corralito y ello provocará descontento y tensión que nos abocará a un rápido conflicto, espoleado, además, por los cientos de miles de empresas y autónomos obligados a cerrar por Sánchez.

Esto lo pueden hacer todos los españoles que tengan depósitos y la pasta que puedan recuperar, para el colchón.

2ª.- Para secar las fuentes de ingresos públicos:

Basta con la insumisión fiscal frente a la confiscación a instancias del sicariato de la agencia tributaria para que Sánchez y su titiriteros se vayan a su casa en menos de lo que tarda un cura en santiguarse ante un poseso.

Para ello se requiere de alguien con ascendiente mediático, empresarial y financiero como Amancio Ortega (el de Zara) por ejemplo. Además, por su situación y condición bien podría tener un gesto patriótico de verdad, antes de reunirse con el Creador.

3ª.- Para dominar la calle:

Para ello se requieren las 3 «bes» del bruto: «Balor, boluntad y buevos», no siendo preciso un líder ni una organización constituida legalmente. Eso surge después.

Como agentes e iniciativas, podríamos concretar éstas (y sin ánimo exhaustivo):

  1. Los españoles hambrientos bien pudiera acampar en modo 15 M ante los centros de poder para tomar conciencia de que son víctimas arruinadas por el sistema y que con perserverancia son una fuerza invencible para acometer el sistema como ariete imparable. El hambre agudiza el ingenio y es una herramienta infalible para todo ello.
  2. Los españoles hambrientos que además son (o han sido) empresarios y autónomos que por causa de criterios políticos (y en absoluto sanitarios) se han visto obligados a cerrar temporalmente su actividad. Por ejemplo, todos los hosteleros que atrapados por las circunstancias, han echado el cierre temporal, teniendo que enviar a sus empleados al ERTE de turno, mientras tienen que seguir afrontando gastos sin ingresos y vivir en la miseria, abocándoles al infarto o al suicidio. Pues bien, como la supervivencia está en juego, y por supuesto, por encima de los criterios políticos, bien pudieran acordar reabrir, asumiendo la desobediencia civil como mal menor para sobrevivir. Es una iniciativa legítima ante la tiranía que insulta la inteligencia y que envalentonaría a otros colectivos que desobedecerían órdenes que atentan contra el sentido común. La hostelería no es fuente alguna de contagio; no se concibe que el virus esté en la barra y no en las mesas; y tampoco que el coronacuento «ataque» a partir de las 22 o 23 h y no durante el resto del día. Asumir estas consideraciones, y es lo que se ha hecho hasta ahora, es una prueba de que el tirano gobierna para subnormales, y que hasta el momento, le ha salido bien. El despertar de estos colectivos es cuestión de tiempo. Sánchez no os va ayudar en vuestros negocios, no os va a indemnizar y le importa una higa si vivís o morís. Enteraros. Si no defendéis lo vuestro, nadie lo defenderá. Y así con todo.

Si hay un colapso del sistema financiero, sequía en las fuentes de ingresos públicos y se domina la calle, y todo ello pacíficamente (repetimos) ni las organizaciones genocidas internacionales (ONU, UE, etc) ni los mecanismos internos de este oprobioso régimen harán que esto aguante más de 2 meses. Recuerden que los miembros de la FFCCSS y los de las FFAASS, no son policías, ni guardias civiles ni soldados vocacionales. Son funcionarios, y éso despeja toda resistencia del régimen ante tal pacífico asedio.

 

Sánchez ha colocado a media España en las colas del hambre. Lo ha hecho por vuestro bien. El sobrepeso es malo para una media España, pero no para la casta política que necesita que pasen hambre para que ellos vivan de puta madre. ¿Cuánto van  a aguantar esta porculización masiva?. A la otra media España la han colocado con calzador, y si se trata de las mujeres de los capos de la nomenclatura, pues mejor. Y así,  ahí tienen a Irene, la Sra. de Iglesias», deshojando la margarita femimarxista y a la «catedrática» Begoña, la Sra. de Sánchez, dándonos lecciones de cómo se gestionan oenejetas. Ellas, como sus mariditos, se lo están llevando crudo. Y lo que se ventila es un juego de suma cero: lo que se levantan es lo que les quitan a Vds. 

Por tanto, Sánchez, apoyamos las protestas callejeras pacíficas y la desobediencia civil pacífica como armas frente a la tiranía, siempre y cuando sean iniciativa de esa RESISTENCIA SOBERANISTA.

Sánchez preside un gobierno de un régimen genocida, y no sólo por los miles y miles de muertos provocados con la excusa del coronafraude, si no porque ha condenado a los españoles al hambre (salvo si depredan y parasitan del Estado).

¿ Podemos hablar ya de terrorismo de Estado ?

Es momento de reacción frente al régimen y superación del sistema.