Expediente Royuela: jaque mate al régimen ilegítimo e ilegal

El Expediente Royuela es el jaque mate al régimen ilegítimo e ilegal. Es el mayor genocidio provocado por el estado profundo del régimen tras la Constitución de 1978, contra sus ciudadanos.

El concepto de legitimidad trasciende al de legalidad. El primero es requisito para el segundo y no es garantía de que la legalidad sea acorde con la legitmidad. Sin legitimidad toda legalidad posterior está viciada.

El régimen español, encuadrado en un contenedor (sistema) es el resultante de la Constitución de 1.978 (C78).

Es ilegítimo porque el propio sistema generado tras la C78 atenta frente a los princicipios esenciales de la a unidad de España, la soberanía nacional, la división de poderes y el imperio de la ley, de suerte que todo lo emanado es ilegal.

Rebelarse pacíficamente (y todo lo pacíficamente que pretenda el enemigo opresor porque frente al mismo opera la legítima defensa) frente a la ilegitimidad y la ilegalidad es absolutamente legítimo.

Aclarado lo anterior, y siendo las tachas de ilegitimidad e ilegalidad las mayores que se pueden verter sobre este régimen, la prueba más reciente y evidente es el denominado Expediente Royuela, una resultante de sendos defectos del régimen antes apuntados que es la mayor carnicería (superior a la de ETA) cometida en España durante este nefasto régimen.

El régimen se ocupa de que no trascienda a los medios convencionales que tiene comprados y podridos hasta el tuétano.

Sin embargo, medios alternativos sí que están por la labor de hacer explotar el régimen con el Expediente Royuela.

Miren, en resumen son expedientes relacionados con las cloacas del Estado donde la mafia judicial-policial opera, impúnemente, liquidando civil, penal o físicamente a ciudadanos desde la C-78 (antes también pasaba, pero ahora más).

Fiscales como Mena, Villarejo (diferente del comisario), Bermejo, siempre vinculados a la masonería (lo que les confiere mayor impunidad como manifiesto lobby por la liquidación de España), están presentes en esos expedientes al igual que guardias civiles y policías nacionales.

El Expediente Royuela tiene su origen en la derramada sangre de inocentes y explica todo aquéllo que nos ocultan: que hay que liquidar España, que los españoles son esclavos al servicio del régimen (por tanto como pueblo, como comunidad nacional no son soberanos), que no hay división de poderes (sólo hay uno que es el ejecutivo) y que tampoco hay imperio de la ley (porque las cloacas imponen la suya).

Pueden acceder al Expediente Royuela aquí y también en su canal de Youtube (al menos por ahora) y por mucho que Maldito Bulo (el inquisidor de turno, pretenda desmentirlo).

Cuando lean, vean o escuchen, inicialmente no darán pábulo y después, cuando despierten de la Matrix en la que están, se explicarán muchas cosas. Tanta casualidad, tanto accidente, tanto «suicididado», tanto «desaparecido» clave en ciertos momentos y hechos no es algo casual sino causal.

Este régimen está acabado, hay que superarlo con un nuevo proceso constituyente dentro del contexto de un estado unitario, meritocrático, con democracia real dentro de una estructura de democracia orgánica, sin partidos ni sindicatos.

Antes la verdad que la paz.