Tiempo de lectura aprox: 1 minutos, 47 segundos

Partiendo del pasado podemos prever el presente con un margen de acierto razonable.

Enumeramos las previsiones para España a medio plazo (uno a tres años) para el periodo 2023-2025 en clave geopolítica, aún a riesgo de que puedan resultarles sorprendentes.

1ª.- Perpetuaución de la Anti-España:

Aún cuando las próximas elecciones generales serán ganadas  por los partidos que se dicen españoles (PP y Vox), tal victoria se truncará por causa del «tongazo» organizado por las fuerzas antiespañolas (PSOE esencialmente, por su cuota de poder).

2ª.- Desaparición de la España constitucional encarnada en el Régimen del 78 en pos de la confederalización:

Se utilizará a placer por las fuerzas antiespañolas la Constitución del 78 en lo que convenga y se soslayará en lo que no convenga. La confederalización de facto será el tormentoso mar en que desemboque la centrifugación periférica, dando lugar posteriormente, a otro texto constitucional que reemplazará el anterior, donde se legitimará que la parte pueda decidir por el todo.

3ª.- Pérdida de soberanía nacional sobre territorios en el punto de mira del llamado Gran Marruecos:

De facto o de derecho se perderá Ceuta y Melilla, y probablemente, Canarias, en beneficio de nuestro enemigo norteafricano, Marruecos.

Abandonamos una provincia española como el Sáhara y así será con esas plazas y probablemente con el archipiélago.

4ª.- Integración de la España confederal en el Gran Marruecos:

Ya sea mediante una integración política y/o económica, quedando esa España confederal como cabeza de puente en el sur de Europa, siendo colonizada por africanos del norte y del noroeste importando su propio sistema de creencias, costumbres y leyes.

Los españoles, para entendernos, será ciudadanos de segunda.

El Gran Marruecos se perpetuará mientras siga teniendo las bendiciones de otro de nuestros enemigos, EEUU.

5ª.- Implosión de la UE:

Sea por razones políticas y/o económicas y/o sociales (vgr. el gran reemplazo poblacional), quedando sometidas una gran parte de las antiguas naciones de la Europa continental occidental a EE.UU (incluida la antigua España, aún cuando estuviera integrada o no en el Gran Marruecos), como paso previo a la integración en un Gobierno Mundial que utilizará entre otros textos «evangelizadores» la Agenda 2030.

Hemos de matizar que el incumplimiento de la primera previsión, retrasaría las siguientes, menos la última y mejoraría la economía, pero sólo puntualmente y sin sustrato consistente para hablar de una recuperación económica sostenible.

Aunque tales previsiones les dejen ojipláticos, no importa. Lo importante es que la linea de tendencia temporal nos induce pensar en que así será.

Y recuerden que la política hoy  subordina todo (Derecho, Economía, Sociedad, etc) y por muy brutas, toscas y romas que sean las políticas que se desarrollen, recuerden que se impondrán a todo.

Los traidores que nos gobiernan tienen esa misión. Los traidores que  aún no nos gobiernan (y que pueden venir) retrasarán lo inevitable, reduciendo el ritmo, pero nada más, en tanto que se sienten «gestores» y ni tan siquiera políticos de mierda (lo que es en conjunto toda esta puta escoria desde 1978, pero sin que  los años pueda conferir ni un ápice de legitimidad).

El tiempo dirá si acertamos o erramos.

 

 

 

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad