La nueva anormalidad del gobierno comunista: la represión

Este magnífico video de los Hermanos Barea contiene imágenes de cómo las fuerzas represoras del régimen reprimen, coartan, cercenan y liquidan la libertad de sus compatriotas en España con motivo del estado de alarma (de excepción, más bien) abocándonos a la «Nueva Anormalidad» (distopía salvaje e ilegítima contra la que ha de imponerse la rebelión pacífica, aunque mientras nos caiga más represión, lo que nos generará un merito aún mayor en la lucha de David contra Goliath).

Para colmo, un comunista repreror como Iglesias no aguanta ni una dosis del «jarabe democrático» de  los de abajo, que tanto justificaba, «amenazando» ahora con escraches a otros políticos «enemigos» para él, aunque en el fondo, en el mismo régimen que tanto desprecio levanta. Pues hala, salao, toma de tu propia medicina, que hay más. Somos los de abajo, entérate y vamos a subir arriba, y tú te vas a apear, chaval.

Además eres un falso que va de bienqueda ahora. Recuerda cuando tildabas de «anciano de mierda» al difunto Julio Anguita, alguien con el que se podrá estar o no de acuerdo, pero presentable, respetuoso, preparado y cultivado (pero claro no se te puede pedir mucho al tragar la basura de del argentino Laclau). Mírate, Iglesias, y verás lo que decías. No tienes legitimidad ni autoridad. Eres un parásito oportunista en modo Ceaucescu con vocación de Romanov, que ya no engañas ni a los tuyos. Hace unos días, fue la ordenada rebelión pacífica de los «cayetanos» en el barrio de Salamanca o en Núñez de Balboa, pero hoy ya es, también la de los «manolos» en Aluche y en tantos otros sitios. Mañana será una legión incontenible que hara que el gobierno y con ello el régimen sea superado.

Sabes, Iglesias, te vemos mal, muy mal. Te auguramos huido al paraiso venezolano, tierra de promisión comunista, atiborrado de mojitos y asediado por mulatas caribeñas ávidas de tu complejo de «macho alfa»  a las que podrás engañar más y mejor. Más incluso que a la pobre Irene Mentira, a la que ya tienes hasta los mismísimos de tus fantasías sexuales sobre Mariló Montero, a la que darías hasta sangrar.

Ah, y los bozales, en modo mascarillas, póntelas tú o pónselas a las mulatas caribeñas, porque aquí somos rebeldes y no tragamos por esas sumisiones, que además son perjudiciales para la salud al producir hipercapnia.

Mientras, soslaya tu siniestro lado oscuro de psicópata comunista (en modo leninista) e intenta no pasar a la negra historia de España como un genocida que mató al pueblo de hambre como puedes ver en estas colas en Vallecas para ir al banco de alimentos, y otras tantas en Aluche, y sin ánimo exhaustivo, porque son cientos. Ah, que te da igual porque tu comes. Bueno, pues los que siembras, recoges.

Iglesias, esta crisis te la gestiona el enemigo, y nos alegramos.

Esta «Nueva Anormalidad» te va a engullir a tí y a este gobierno comunista cuan agujero negro.

Iglesias, estás tocado y hundido.